Historia

La Sénia es un municipio de la comarca del Montsiá y uno de los más meridionales de Cataluña. En el “Tossal dels tres Reis” coinciden los límites entre los tres antiguos reinos de la corona de Aragón. Limita por el lado del Matarranya con Beceite, por el del Bajo Maestrazgo con Fredes, La pobla de Benifasar, el Ballestar y Rossell, con Ulldecona y el Mas de Barberans por el lado del Montsiá y con Roquetes y Alfara de Carles por el Bajo Ebro.

En el sector septentrional del término se encuentran las vertientes sur-orientales de los Puertos de Beceite, de los cuales destacan algunas cimas como la del “Tossal del Tres Reis” ( 1356m ) y la “d’en Cervera” (1347 m).

En el sector meridional se abre la depresión de la Sénia, que continua por el Plano de la Galera y se cierra en la “Mola de Godall” y la “Serra Grossa”.

El río de la Sénia, que marca la división administrativa entre el Principado y el País Valenciano, corre en dirección No-Se. Es un río típicamente mediterráneo, de caudal escaso y muy desigual (0.9 m3/s de media).

Los primeros datos históricos fiables son de la época medieval. La Sénia estuvo bajo el dominio de la Orden del Hospital. El 1232 el maestro de Amposta hace la concesión feudal de la villa al ciudadano de Tortosa Guillem de Moragues. Este será el encargado en poblar el lugar con ciudadanos mayoritariamente de Cataluña. En 1236 se considera villa con veinticinco ciudadanos. La villa pertenecía al castillo de Ulldecona

Nuestra villa hubo de soportar fuertes contribuciones a la Guerra de los Segadores (s. XVII) y a la Guerra de los Franceses o de la Independencia (s. XIX)

La Sénia fue ocupada por los ejércitos franceses y formó parte del departamento francés de “les Boques del Ebre”. El resto del siglo también estuvo marcado por la violencia y las armas con las guerras Carlistas, especialmente la primera tuvo una gran incidencia en nuestra población. La ocupación que hará el General Cabrera provocará el trasiego de las tropas isabelinas, hasta que el 1840 el general O’Donnell derrota Cabrera.

La época siguiente es época de bandoleros y en la comarca se dejan oír nombres como Vicente Fabregat o Panxampla.

La Sénia tambien tuvo un papel importante durante la Guerra Civil al tener instalada en su campo de aviación a la “Legión Cóndor” de las tropas “nacionales”.

Actualmente el municipio cuenta con más de 5000 habitantes. Sus actividades principales son la agricultura (especialmente el olivo) y la industria del mueble, que da trabajo a más de 1400 personas de la comarca. El sector del mueble ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años. Sus empresas, cerca de 160, tienen una notable relevancia internacional, tal y como demuestra cada año participando con éxito en las principales ferias del sector (Valencia, París, Milán, Colonia …)