Economía

Una actividad que hace falta tener en cuenta es la que se relaciona con el aprovechamiento de la madera (serradores, carpinteros), que es la base del desarrollo industrial atado al sector del mueble a partir de los años sesenta. Esta pequeña y mediana empresa daba trabajo a parte de la población y a gente que venía de fuera. El emplazamiento de la Sénia, alejada de las vías de comunicación importantes, no es un elemento beneficiario para el desarrollo de la industria.

La crisis general del petróleo hizo cerrar algunas empresas. A partir de los años ochenta se produjo un gran desarrollo de la industria auxiliar del mueble (molduras, cocinas, barandas, etc.)

La importancia del sector del mueble se ve reflejada en su presencia tanto en ferias nacionales (Valencia) como internacionales (París, Milán, Colonia, etc.) El numero total de empresas es en la actualidad de ciento cincuenta y ocho, sin contar los pequeños comercios.

De estas, unas sesenta se dedican al sector de la madera. El nombre de trabajadores es de 1400, de los cuales, un 70 % viven en el pueblo y un 30 % son forasteros. La actividad agrícola se centra actualmente en el cultivo del olivo (2430 hectáreas). La Cooperativa Agrícola de la Sénia se ocupa del proceso de transformación y comercialización del aceite. Tiene trescientos cincuenta socios y la mediana de producción anual de 1973 a 1997 ha estado de 360.000 Kg. de aceite.

Los cultivos de regadío (200 hectáreas) se distribuyen en pequeños huertos familiares alrededor de las acequias. Las explotaciones agropecuarias son de tipo familiar, numerosas y variadas, pollos, conejos, cerdos, etc. En cuanto a los servicios, hay una buena oferta de restaurantes, bares, fondas y tiendas de todo tipo (destacan las de muebles).